Lo ideal es instalar la mayor potencia posible en función de las posibilidades de cada embarcación, y si es posible, hacerlo de manera que puedan orientarse hacia el sol cuando las condiciones lo permitan.

El siguiente punto a tener en cuenta es dimensionar generosamente los cables que llevarán la energía de los paneles al regulador de carga, y de este a las baterías, ya que una caída de tensión por encima del 5% nos supone una pérdida de rendimiento importante. Si tienes dudas al respecto, consúltanos y te ayudaremos sin compromiso.

Un par de ejemplos de paneles orientables:

Panel orientable

Una consideración muy importante a tener en cuenta es el evitar la corrosión electrolítica a la hora de instalar nuestros paneles, en el caso en que los montemos sobre un metal distinto del aluminio que suelen equipar en el marco.

Nosotros empleamos, o bien separadores de teflón, o si se trata de sujetarlos a tubos de inox, empleamos estas bridas, que además podemos proporcionarte:

Adjuntamos algunos ejemplos de instalaciones de paneles a bordo de embarcaciones: